Buscar
  • Conecta Tu Ser

ADN y el IChin

Actualizado: 25 de may de 2019

El IChin o también el llamado LIBRO DE LAS MUTACIONES ,I CHING, “El Libro de los Cambios”, es un método chino milenario usado tradicionalmente con fines filosóficos, de introspección y adivinatorios. Está formado por 64 capítulos en los que se explica cada signo de 6 trazos o HEXAGRAMA. Estos comentarios son el acervo con el que se ha ido enriqueciendo el I CHING desde hace más de 3000 años. Siendo su columna vertebral los HEXAGRAMAS y TRIGRAMAS que los componen, de épocas aún anteriores a los comentarios que nos han llegado hasta la actualidad.

La filosofía que encierra el I CHING influye en LAO TSE y CONFUCIO (KUNG TSE). Se atribuye a la escuela de este último “Los Comentarios” que interpretan cada uno de los 64 signos de los que se compone el I CHING. Éstos reflejan situaciones humanas habituales aún vigentes en la actualidad. Dan sabios consejos válidos y generalizables prácticamente para cualquier cultura y esquema de valores existente. Algunos autores hablan también de I TAO refiriéndose a que el TAO (“El Sentido” de la obra TAO TE CHING de Lao TSE) ilumina el esquema que el YIN y el YANG forman en su sistema de signos. Esta idea queda reflejada en el conocido símbolo TAI CHI (“El Gran Vacío”)



Y QUE TIENE QUE VER EL ADN ?


“Lo que resulta sorprendente es que el ADN, “la molécula central de la vida”, y el ICHING, uno de los antiguos libros de sabiduría por excelencia, presentan grandes homologías en cuanto a su estructura (Gunther Stent, 1969; Martin Schönberger, 1979; Johnson Faa Yan, 1991). El objetivo de la primera parte de este artículo es resumir en que consisten dichas homologías, para lo cual será necesario describir brevemente tanto la estructura del ADN como así también el

I Ching.”

En 1953, los científicos James Watson y Francis Crick determinaron la estructura del ácido desoxirribonucleico (ADN), que representa el agente físico portador de la herencia genética que se transmite de padres a hijos. A principios de la década de los 60, la manera mediante la cual el ADN almacena información fue descodificada dando lugar al código genético. Milenios antes del nacimiento de la genética molecular y la ciencia moderna, un sabio legendario de la china prehistórica, llamado Fu Hsi, desarrolló un código basado en símbolos lineales para explicar las leyes que rigen la conciencia.


Paralelismos entre el ADN y el I Ching Estructura, composición y función del ADN es el material hereditario presente en todos los seres vivos (con la excepción de algunos tipos de virus) que se encarga de transmitir la información genética entre los progenitores y su descendencia. El ADN se localiza en el núcleo de las células y está formado por dos hebras compuestas de múltiples unidades encadenadas, llamadas nucleótidos, que se enrollan entre si formando una doble hélice . Éstos nucleótidos se componen a su vez de tres compuestos químicos: una pentosa llamada desoxirribosa, un grupo fosfato y una base nitrogenada. Los dos primeros componentes se mantienen fijos mientras que las bases nitrogenadas son variables y se encargan de almacenar la información del ADN.

Existen dos tipos de bases nitrogendas, las púricas y las pirimidínicas, que a su vez se dividen en dos subtipos en el ADN: la adenina (A) y la guanina (G) son bases púricas, y la citosina (C) y la timina (T) son pirimidínicas.


Las dos hebras del ADN son complementarias, ya que la A de una de las hebras se une siempre con la T de la hebra opuesta, y la G se une con la C. Cada par A-T o G-C se denomina “par de bases”, y el apareamiento entre A y T tiene lugar mediante dos enlaces químicos (llamados enlaces de hidrógeno), y entre G y C mediante tres enlaces . Asi, las letras A, G, C y T, representan el abecedario del cual se compone el lenguaje del ADN.

(A G C T 1 7 3 21)


El ADN se transcribe a ARNm(1 19 14 13) (ácido ribonucleico mensajero) en el núcleo de la célula. El ARNm tiene una secuencia idéntica a una de las dos hebras de ADN (llamada positiva o sentido), pero en vez de timina contiene uracilo (U), y se compone por lo tanto de A, U, G y C.(1 22 7 3) Este ARNm transporta el mensaje del ADN(1 4 14)  desde el núcleo al citoplasma de la célula, donde la secuencia de nucleótidos se traduce a traves de un proceso que incluye otro tipo de ARN, llamado ARNt (o de transferencia), y los ribosomas (un complejo intracelular compuesto de proteínas ribosomales y ARN ribosomal). En este proceso, tres nucleótidos del ARNm (llamados triplete o codón) se emparejan con tres nucleótidos complemetarios del ARNt (llamados anticodón). Cada ARNt contiene un determinado codón y se asocia o bien a un aminoácido concreto (o unidad básica para sintetizar una proteína) o bien a una señal terminación de la síntesis protéica. La clave de todo este proceso se encuentra en el código genético, que contiene la lista de correspondencias entre codones y aminoácidos o señales de terminación. De esta manera, la información del ARNm es leída linealmente por el ARNt dentro de un ribosoma para crear una cadena de aminoácidos que darán lugar a una proteína funcional, por ejemplo, una enzima. Los 4 tipos de nucleótidos se asocian en unidades de tres en el proceso de descodificación, y por lo tanto existen 4x4x4 = 64 combinaciones (o codones) diferentes. El código genético presenta cierta redundancia, ya que como las proteínas se componen de 20 tipos de aminoácidos distintos, hay aminoácidos que son codificados por más de un codón.


El I Ching está compuesto de 64 configuraciones diferentes de 6 líneas llamadas hexagramas, que representan diferentes situaciones vitales. Cada línea puede ser yin (representada por línea partida) o yang (línea contínua). Además, cada línea yin o yang puede ser estable o móvil, lo que da lugar a los 4 tipos de líneas posibles. Así, el lenguaje del I Ching se compone de 4 unidades: yin estable, yin móvil, yang estable y yang móvil, que se representan respectivamente con los números rituales 8, 6, 7 y 9. La combinación de tres líneas yin o yang da lugar a 8 trigramas diferentes, que representan 8 actitudes básicas para trabajar con las energias yin y yang.





Paralelismos entre ADN y el I Ching Una vez expuestas la composición y estructura del ADN y del I Ching,

El ADN contiene la información necesaria para explicar la dinámica del funcionamiento (metabolismo) celular ,El I Ching contiene la información necesaria para explicar la dinámica de la conciencia.Basado en dos hebras, sentido (positiva) y antisentido (negativa).Basado en dos líneas, yang (positiva) y yin (negativa).Se compone de dos tipos de compuestos químicos que a su vez se dividen en dos subcompuestos dando lugar a los 4 componentes básicos (nucleótidos) del ADN: A/G y T/C.Se compone de dos tipos de líneas, yin y yang, que a su vez pueden ser estables o móviles, lo que da lugar a cuatro posibilidades: yang-estable/yang-móvil y yin-estable/yin-móvil.A, G, C y T se unen en grupos de tres para formar codones (o tripletes), que contienen la información necesaria para la síntesis de proteínas.Las cuatro líneas posibles se unen en grupos de tres para formar trigramas o actitudes. Los nucleótidos de una hebra se unen con los de la hebra complementaria mediante dos o tres enlaces químicos, de manera que un determinado triplete contiene 6, 7, 8 o 9 enlaces.

Los números rituales para los cuatro tipos de líneas del I Ching son: 6 para yin cambiante, 7 para yang-estable, 8 para yin-estable y 9 para yang-cambiante. Existen 64 combinaciones de tres nucleótidos (codones).Existen 64 hexagramas.

El trabajo pionero de Martin Schönberger (1979) y mas tarde de Johnson Faa Yan (1991) sobre las homologías entre el ADN/código genético y el I Ching se basa principalmente en el análisis de los digramas.


99 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo